Pedro Daniel Cabrera fue sepultado en el cementerio Jardin Memorial de Santo Domingo

El contenido de este artículo ha sido puesto a modo privado a solicitud de personas afectadas.

Si desea tener acceso favor solicitarlo utilizando el siguiente formulario.

























































































































Familiares de Pedro Daniel Cabrera, el Comerciante Asesinado el viernes en Los Alacarrizos le Dieron Cristiana Sepultura este Lunes en el Cementerio Jardín Memorial de Santo Domingo.
La niña más pequeña del primer matrimonio.

Domingo Cabrera camina con un bastón por el campo santo. 
Los restos mortales de Pedro Daniel, fueron velados durante tres días en una de las capillas de la funeraria Jardín Memorial dentro del mismo campo santo donde luego recibieron cristiana sepultura.

Pedro Daniel Cabrera fue ultimado de un disparo en el pecho por dos hombre en una motocicleta el pasado viernes próximo a las dies de la noche.

La tragedia ha dejado un terrible dolor que consume a cada uno de sus familiares más cercanos.

Ernesto vino de Alemania a sepultar
a su padre, aparece aquí  junto
a Ana ahora viuda de Cabrera
quien se encuentra devastada.
Algunos familiares incluyendo varios de sus hijos llegaron al país hace apenas horas desde distintos países del mundo donde residen.

Ernesto Cabrera, quien reside en Alemania, estuvo todo el tiempo de pie junto al féretro mirando incrédulo el cuerpo sin vida de su padre.

A su lado se acercaban por turno las niñas, Ana Laura la más pequeña, Leidy la más grande, se abrazaban, lloraban, buscando un consuelo que parecía escasear.

Pero el drama de mayor crudeza se esparcía por todo el lugar en la voz de Ana, ahora viuda de Cabrera. “Abre los ojos pedro, abre los ojos”, “Leonardito, dile que habrá los ojos”.

Leonardito es mi nombre de niño, así me conocen los más cercanos, Ana me conoció con ese nombre cuando aún tenía amores con Daniel.

No pude decirle a Ana una sola palabra, ese horrible nudo que hacía tiempo no sentía se presentó con la mayor intensidad que más recuerdo.

Sentí su terrible dolor, su corazón destrozado, y yo que soy tan bueno para las palabras, ahí me vi, mirando sus ojos llenos de lagrimas, que triste está Ana.

Daniel, o Pedro Daniel, o Pedro, o Cabrera o Bury, como le decía Domingo, su hermano inseparable, dejo un dolor enorme y una tristeza inagotable. 

Inés Cabrera, vino desde La Romana, no es tan lejos como Alemania, pero se que es igual de doloroso llegar y contactar que es verdad, que no es un falso rumor, Que Daniel fue asesinado cobardemente por basuras que no merecen compartir nuestro espacio.

Muchos de esos delincuentes de baja monta, muy dañinos, están engreídos y llenos de soberbia, porque tienen vínculos con autoridades policiales de alto rango.

Por eso cuando Daniel sorprendió a uno de sus trabajadores robando y lo canceló, hace apenas dos o quizás tres semanas, este ladronzuelo, en lugar de avergonzarse por sus bochornosos hechos, tuvo el tupé de desafiar a su víctima, amenazarlo y exigirle prestaciones laborales y otros beneficios.

Pedro Daniel sólo había hablado esto con Domingo Cabrera y Maggi esposa de domingo, y estaban muy angustiados por la situación que se veía venir.

Pero porqué un ladrón como ese está tan lleno de soberbia. ¿De donde viene su apoyo?.

Esta misma semana varios policías serios han renunciado de la institución asegurando que ya no soportan la corrupción de sus jefes.

Uno de esos policías aseguró que hasta los ponen a cuidar puntos de droga y otros crímenes.

El resultado es que estos policías ven caer en el vacío sus denuncias y son simplemente cancelados por indisciplina.

Arriba esta podrido.

Por eso el reto mayor es encarar al presidente de la república, el licenciado Danilo Medina para que si bien es cierto que estos problemas son mayores a la presidencia, hay que encarar este mal.

Presidente Medina, usted que ha hecho un esfuerzo tan grande para ser presidente. Que tuvo que modificar la Constitución de la República para reelegirse. Que vio la democracia interna de su propio partido hecha pedazos, ya que fue sacrificada para que usted sea presidente de la República, Haga que valga la pena.

No pase sin pena ni gloria por la presidencia del país. Ayude a este pueblo que ya no soporta más.
Este es un pueblo bueno. Este es un pueblo grande. Trabajador, honesto. No permita que un par de generales y coroneles traficantes se queden con todo el país.

Mire a Daniel Cabrera, presidente, el es uno de nosotros. Es igual que todos los dominicanos, bueno, noble, cristiano, trabajador, emprendedor, amoroso. Mire como fue muerto.

La ceremonia final tuvo lugar en el Campo Santo donde un par de carpas verdes alojaron del sol inclemente a los dolientes.

Esteban Rodríguez, pastor evangélico, acostumbrado a lidiar con situaciones similares, esta vez se volvió un disparate. El dolor se le enredaba en la garganta, y las lagrimas entorpecían su discurso. Por momentos se aserenaba y lograba consolarnos con sabias expresiones tomadas de los evangelios, pero dejó claro que despedir a Daniel no resultaría fácil. 

Esteban nos narró la historia de un niño al cual le ofrecieron una funda de dulces, pero el niño nunca quiso tomar los dulces con sus propias manos. Fue el dueño de la tienda quien metió las manos en las cajas de los dulces y llenó la funda del niño. Luego la madre preguntó al pequeño ¿porqué no tomaste los dulces con tus propias manos? Y el pequeño le respondió que prefirió que lo hiciera el dueño de la tienda ya que éste tiene las manos más grandes.
En conclusión, el predicador Esteban hizo notar que las manos de Dios son más grandes y que se ocupará del daño ocurrido en contra de Daniel.

Luego hubo algunas canciones, y uno de los vecinos de Daniel, tocayo por demás, recordó que hace apenas horas estuvieron haciendo bromas relativas a sus nombres, Los PP, ambos son pedro.

Domingo Cabrera, el eterno acompañante de Daniel escribió unas palabras para agradecer a todos. Casi no pudo leer el papel, pero entendimos el mensaje. 
Para terminar este relato agregamos una nota publicada el sábado en este medio de comunicación, donde los familiares de Pedro Daniel piden a las autoridades profundizar las investigaciones por entender que no se trató de un simple atraco y sospechar que hubo un autor intelectual.


Familiares del comerciante Pedro Daniel Cabrera asesinado este viernes en Los Alcarrizos denunciaron que un ex empleado lo había amenazado de muerte y pidieron a las autoridades que profundicen las investigaciones hasta dar con el paradero de los delincuentes que cometieron el hecho y del posible autor intelectual del mismo.

El periodista Leonardo Castillo, sobrino de Pedro Daniel Cabrera conversó con familiares del occiso y comprobó que hubo una gran preocupación desde hace alrededor de 15 días a causa de la enorme tensión que surgió luego de que el comerciante descubriera uno de sus empleados robando y tuvo que despedirlo.

Domingo Cabrera y su esposa Maggi explicaron que Pedro Daniel fue amenazado por ese ex empleado que luego de ser sorprendido robando en la panadería que estaba luchando por sacar adelante.

Este viernes a eso de las 10 de la noche luego de cerrar la panadería, Pedro Daniel y uno de sus empleados se sentaron en un pequeño muro frente al establecimiento a realizar una llamada telefónica urgente, antes de marcharse a sus hogares.

En eso vieron una motocicleta que pasó varias veces por su lado, al punto de que el empleado le dijo que le resultaba muy sospechosa la actitud de estos.

Pedro Daniel Cabrera, vendedor profesional, comerciante, emprendedor, dirigente.
Los sujetos se acercaron violentamente, dijeron: “esto es un atraco” y en el momento en que Pedro Daniel intentó ponerse de pie, le hicieron un disparo a quema ropa que lo alcanzó a la altura del pecho, provocándole la muerte casi instantáneamente.

Los delincuentes huyeron sin robar absolutamente nada, ni siquiera el celular que tenía el comerciante en sus manos al momento de ocurrir el hecho.

Por esa razón los familiares de Pedro Daniel Cabrera dudan que el móvil del asesinato fuera el robo, por lo cual piden al jefe de la Policía Nacional que disponga una profunda investigación hasta dar con el paradero de los delincuentes.

Pedro Daniel Cabrera, nació y creció en Santo Domingo dentro de una familia cristiana que le dio una formación robusta basada en los valores, el amor y la solidaridad.

Deja en la orfandad a seis hijos y su esposa Ana de Cabrera sumida en una enorme tristeza.

Pedro Daniel fue un emprendedor talentoso quien antes de fundar su propio negocio trabajador como vendedor de la empresa Mejía & Alcalá, distribuidores de leche Milex en República Dominicana.
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget