Periodista denuncia desaprensivos ocasionaron daños a su vehículo

Santo Domingo, República Dominicana.- La agresión contra el vehículo del periodista Leonardo Castillo se produjo este miércoles ocho de febrero, próxima al juzgado de paz de la avenida San Vicente de Paúl de Santo Domingo Este, a eso de las 10 de la mañana.
El comunicador asistió al juzgado de paz de la avenida San Vicente de Paúl para acompañar a su hermana Glennys Paula Leonardo Castillo, fue citada por su ex pareja Jack Daniol Espinosa para discutir en justicia la manutención de los hijos.
El juzgado de paz estaba repleto de personas, pero las vistas se estaban conociendo ágilmente.
Tan pronto el comunicador llegó al juzgado y contactó a su hermana Glennys Paula quien se había adelantado pero se encontraba sin su abogado, la ex pareja de esta adoptó una actitud de enfermiza agresividad en contra del periodista.
Parecía intentar aterrorizar al comunicador y su hermana con gestos amenazantes y el rostro desfigurado por el odio y el resentimiento. 
Espinosa tomó fotos del comunicador y su hermana con un
teléfono celular y posteriormente fue visto conversando en la acera del juzgado de paz con tres sujetos de aspecto descuidado.
Ante esa situación el comunicador decidió llamar a su abogado el doctor Miguel Enrique Cabrera, para que agilizara su arribo al tribunal y así evitar que Glennys Paula esté sola, al momento de su vista con este elemento y sus acompañantes.
El conflicto con Jack Daniol Espinosa se inició a mediados del año pasado, cuando el sujeto fue expulsado de la familia por su conducta violenta y sus constantes agresiones físicas y verbales contra Glennys Paula Leonardo Castillo, con quien llevó una enfermiza relación de pareja y procreó dos hijos.
Espinosa se resistía a terminar la relación y diseñó una compleja estrategia que incluyó a una joven incauta que tomó como su nueva pareja y al padre de esta que es un policía retirado que llegó a ser jefe de la policía de Azua, y cuyas influencias pretendían utilizar en contra de la joven.
La primera acción hostil de Jack Daniol Espinosa consistió en intentar atropellar con su vehículo a su ex pareja Glennys Paula Leonardo Castillo, y luego poner a su joven nueva pareja a querellarse por supuesta agresión.
Jack Daniol se presentó a la residencia del comunicador con una querella por supuesta violencia, contra la hermana.
El doctor Miguel Enrique Cabrera abogado experto del programa Desde el Estrado que se difunde los domingos a las 4 por el canal 45, y los canales 12 de Claro y Tricom.
“Fue una cobardía y una desfachatez”, dijo el periodista, “decirme que mi hermana agredió a su nueva pareja y entregarme la querella en su contra para convertirme en muchacho de mandao”.
El periodista indicó que inició de inmediato una investigación del asunto y lo que encontró resultó escalofriante.
Jack Daniol Espinosa, ex pareja de la hermana del comunicador, peligroso y violento. La joven mujer soportó por años años la agresividad del sujeto hasta que decidió expulsarlo de su hogar y poner fin a la relación de pareja, ahora el sujeto se resiste a la decisión de la mujer y la emprende contra toda la familia, alegando que si ella no hubiese encontrado ampara en sus hermanos y su madre, aún el la tendría bajo su régimen infernal.
Lo que ocurrió en verdad es que el sujeto había intentado atropellar a madre de sus hijos, al parecer con la idea de hacerse notar, ya que ella lo ignoraba completamente. Se trata de una empleada pública que se levanta todos los días a las cinco de la mañana para preparar a sus hijos para la escuela y estar en su trabajo a las ocho de la mañana.
El día del intento de atropello en su contra, ella regresaba a su hogar próximo a las cinco de la tarde, caminando a pie, porque el vehículo de la empresa donde labora transporta a los empleado sólo hasta próximo a sus casas, pero no lleva a domicilio.
Más aún ese día uno de los niños estaba ardiendo en fiebre y ella caminaba con mucha prisa para llegar a su casa, cuando sintió un vehículo aproximarse a toda velocidad por su espalda que casi se la lleva de paro.
Por eso resultó muy extraño que de pronto apareciera el conductor del vehículo y una pasajera querellándose contra la mujer a pie, alegando que la mujer en un supuesto arranque de celos saltó desde la acera y alcanzó el vehículo en marcha y abofeteó a la pasajera y luego saltó ilesa a la acera nuevamente.
Ya el individuo había dicho que su plan fue confeccionado con la participación del padre de la querellante de hecho, el cual fue un policía retirado, que llegó a ser jefe de la policía de Azua y que se esforzó para que le agregaran a la querella otro ingrediente falso:
Es decir, quería que se agregara que la supuesta agresora también lanzó acido del diablo contra la agredida. Dice Jack Daniol Espinosa que a lo bueno y considerado que él es no se le puso ese ingrediente a la querella.
Pero la participación del es jefe de la Policía de Azua nunca pudo comprobarse del todo, pero generó las preocupación que figuran en denuncias anteriores relativas al caso.
Luego de la querella contra la hermana del comunicador, este se acercó sujeto en actitud conciliatoria, pero la respuesta es que de inmediato surgió otra querella contra el comunicador por supuesta amenaza.
Esta parte del caso terminó desestimando ambas querellas temerarias por parte del ministerio público y la emisión de órdenes de alejamiento contra todas las partes.
Pero en la investigación de las querellas temerarias de Jack Daniol Espinosa y sus asociados, encontró que el querellante sí tenía asuntos pendientes con la justicia que tenían que conocerse en los tribunales competentes.
Uno de esos asuntos tenía que ver con la manutención de los hijos, ya que el individuo alega estar desempleado y ser un insolvente total, por lo cual sus aportes para la manutención de sus dos hijos es cero.
A pesar de su supuesta insolvencia, se transporta en un vehículo de alto consumo y usa arma de fuego, además de que dedica algún tiempo a un taller donde se falsifican equipos electrónicos, específicamente tarjetas para inversores y sonidos para carros.
El juzgado de paz que conoció el caso de manutención, condenó a Jack Daniol Espinosa a aportar 3,500 pesos mensuales para la manutención de sus hijos. Pero el sujeto apeló la decisión y solicitó una rebaja.
Glennys Paula fue notificada para que se presentara este miércoles ocho de febrero del 2017 por ante el juzgado de paz de la avenida San Vicente de Paúl de Santo Domingo Este, lo cual hizo. Su hermano el periodista Leonardo Castillo se presentó unos minutos más tarde.
Cuando el periodista llegó al juzgado de paz, para acompañar a su hermana, entró allí una situación de terror psicológico implantada por Jack Daniol Espinosa.
Se mantuvo casi todo el tiempo fuera del juzgado, en compañía de tres extraños elementos.
Al ver al periodista y su hermana, sacó su teléfono móvil y les fotografió, y luego se reunió con los sujetos extraños que le acompañaban.
Hizo señales hacia donde se encontraba el vehículo del comunicador y dos de los sujetos salieron hacia ese lugar, en la avenida San Vicente de Paúl un poco más adelante del Juzgado y se quedó con otro de los elementos extraños entre las personas que se encontraban en el lugar.
En un momento se movió con pasos agiles y los puños cerrados hacia el comunicador, quien en diciembre pasado fue sufrió un ataque a traición por parte del elemento, en violación a la orden de restricción en su contra.
Pero en esta ocasión el periodista estaba alerta, esperando con paciencia hasta el último minuto y evitando una escena provocada deliberadamente por un sujeto que se cree más listo de lo que realmente es.
Sólo avanzó hasta muy cerca del comunicador, medio metro aproximadamente, y giró a la derecha, se dirigió al policía que custodia la entrada del juzgado y le murmuró algo que no pudimos escuchar.
El policía llamó al periodista y su hermana y le pidió que se retiren del juzgado porque el sujeto le dijo que sentía temor de nuestra presencia. 
Obviamente, eso no era posible, ya que la hermana del comunicador debía estar presente para la vista. El seo el abogado, el doctor Cabrera se comunicó por teléfono indicando que estaba próximo al lugar, y el periodista optó por retirarse luego del compromiso del militar de proteger a la hermana del comunicador mientras se encontrara en la sala.
Coincidencia mente otro policía venía bajando la escalera desde la segunda planta, y el oficial le pidió que acompañara al comunicador hasta su vehículo para prevenir posibles ataques por parte de los extraños sujetos que acompañaban a Jack Daniol Espinos y a quienes les mostró fotografías tomadas con su teléfono.
Cuando el comunicador y el policía que lo acompañaba llegaron al vehículo estacionado en la avenida San Vicente de Paúl, a plena luz del día, se había iniciado un proceso de desmantelamiento del mismo.
Los delincuentes, ya habían despechado uno de los espejos retrovisores y la chapa protectora del mismo.-
En tanto en el juzgado de paz, el abogado, el doctor Cabrera se ocupó exitosamente de todo el proceso. La sentencia apelada por manutención fue confirmada y la hermana del comunicador estuvo protegida por el doctor Cabrera todo el tiempo, quien luego la dejó en un lugar seguro.
Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget