Ley de partidos castiga a quien hable mal de los políticos en las redes.