Plablo Ross no es un violador sexual, pero su condena es similar a la de muchos homicidas.



Los diccionarios definen la violación sexual como la penetración de la vagina o el ano, con cualquier parte del cuerpo u objeto sin consentimiento de la víctima.
Tomando en cuenta la anterior definición y de acuerdo a los hechos revelados durante el juicio contra Pablo Ross, El  experto en mercadotecnia, comunicador y profesional de la conducta no violó a su hijastra.
El admitió un comportamiento inapropiado con la menor, lo cual coincide con la opinión de muchos expertos en el tema.
A pesar de esto, y en base a evidencias de que el comunicador al parecer se propasó contra su hijastra sin llegar a violarla sexualmente, el sistema de justicia pronunció en su contra una condena de 10 largos años en prisión, una condena que muchos expertos consideran esta condena supera a la que se aplica a homicidas, ladrones, estafadores, y grandes criminales.
Para algunos esto es solo parte de la terrible crisis que afecta al sistema de justicia de la República Dominicana.
Un sistema que destruye profesional, financiera, moral y físicamente a una persona de bien que ha cometido un error, sin antecedentes de ninguna especie, y que los mismo hechos utilizados para condenarlo demuestra que se trata de un ser humano incapaz de hacerle daño a otra persona. Un ser posiblemente enfermo que lucha con su enfermedad por reducir al mínimo el impacto de su actuación. 
Expertos aseguran que la justicia no fue capaz de valorar los atenuantes y se cebo en contra de un justiciable convertido ahora en víctima de la sociedad.


Reacciones:

Publicar un comentario

[blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget