Fue Destituida de la presidencia de la junta del DN por trabajar con apego a las leyes

La recién destituida presidenta de la Junta Electoral del Distrito Nacional, Marie Linette García Campos afirmó este martes que durante sus funciones no hizo ningún desacato, ni mucho menos en el conflicto entre los candidatos a regidores de las pasadas elecciones municipales del 15 de marzo.

En una rueda de prensa que la exfuncionaria ofreció hoy, dijo que la reestructuración de las juntas electorales a la que hizo alusión el Pleno ayer, se trató de una acción para sólo perjudicarla a ella por los conflictos que surgieron en esa dependencia luego de las elecciones del 15 de marzo.

"Nuestra reciente destitución como presidente de la Junta Electoral del Distrito Nacional está directamente vinculada a nuestra decisión de aplicar la Constitución de la República Dominicana y la Ley 15-19 Orgánica de Régimen Electoral. Procediendo con apego a la verdad de los hechos acontecidos y el aval de la documentación electoral del caso, así con la firme intención de evitar infringir el artículo 284, ordinal 11 de la Ley Electoral", explicó.